8 jul. 2016

QUERIDA CHICA DEL BAÑADOR VERDE

Hola!!! Hoy por la mañana me he puesto a bloggear por diferentes webs y en una, no me acuerdo donde ha sido jeje, he encontrado una carta dedicada a todas aquellas mujeres que se sientes mal al ir a la playa. Después os dejaré la carta pero primero deciros que no existe un cuerpo perfecto hasta una modelo puede sentirse o haberse sentido insegura en cualquier momento de su vida pero a ellas les da igual. Así que levanta la cabeza, siéntete segura y sigue adelante sin miedos ni preocupaciones. Todos tenemos imperfecciones: unos tienen flacidez, otros tienen esa tripita, otros son bajos...pero a nuestra forma todos somos perfectos.
Tampoco es que sea la mas indicada para dar consejos de seguridad porque al igual que toda la gente, yo a veces me siento insegura pero no pasa nada porque nadie lo es. Ser perfecto es muy cansado y aburrido!!
Ahora si que os dejo la carta:

QUERIDA CHICA DEL BAÑADOR VERDE:
Soy la mujer que está en la toalla de al lado. La que ha venido con un niño y una niña.
Primero que nada, decirte que estoy pasando un rato muy agradable junto a ti y tu grupo de amigos, en este trocito de tiempo en el que nuestros espacios se rozan y vuestras risas, vuestra conversación 'transcendental' y la música de vuestro equipo me invaden el aire.
¿Sabes? He alucinado un poco al darme cuenta de que no sé en qué momento de mi vida he pasado de estar ahí a estar aquí: de ser la chica a ser "la señora de al lado", de ser la que va con los amigos a ser la que va con los niños.
Pero no te escribo por nada de eso. Te escribo porque me gustaría decirte que me he fijado en ti. Te he visto, y no he podido evitar verte.
Te he visto ser la última en quitarte la ropa.
Te he visto ponerte detrás de todo el grupo, disimuladamente, y quitarte la camiseta cuando creías que nadie te miraba. Pero yo te vi. No te miraba, pero te vi.
Te he visto sentarte en la toalla en una cuidada postura, tapando tu vientre con los brazos.
Te he visto meterte el pelo tras la oreja agachando la cabeza para alcanzarla, quizá por no mover los brazos de su estudiadísima posición casual.
Te he visto ponerte en pie para ir a bañarte y tragar saliva nerviosa por tener que esperar así, de pie, expuesta, a tu amiga, y usar una vez más tus brazos como pareo para taparte: tus estrías, tu flaccidez, tu celulitis.
Te vi agobiada por no poder taparlo todo a la vez mientras te ibas alejando del grupo tan disimuladamente como antes lo hiciste para quitarte la camiseta.
No sé si tenía algo que ver, en tu descontento contigo misma, que la amiga a quien tú esperabas se soltaba su larguísima melena sobre una espalda a la que sólo le faltaban unas alas de Victoria's Secret. Y mientras tanto tú ahí, mirando al suelo. Buscando un escondite en ti misma, de ti misma.
Y me gustaría poder decirte tantas cosas, querida chica del bañador verde... Puede que porque yo, antes de ser la mujer que viene con los niños, he estado ahí, en tu toalla.
Me gustaría poder decirte que, en realidad, he estado en tu toalla y en la de tu amiga. He sido tú y he sido ella. Y ahora no soy ninguna de las dos -o acaso soy ambas aún- así que, si pudiera dar marcha atrás, elegiría simplemente disfrutar en lugar de preocuparme -o vanagloriarme- por cosas como en cuál de las dos toallas, la suya o la tuya, prefiero estar.
Quisiera poder decirte que he visto que llevas un libro en tu bolsa, y que cualquier vientre que ahora tenga tus dieciséis años perderá, probablemente, su tersura mucho antes de que tú pierdas la cabeza.
Me gustaría poder decirte que tienes una preciosa sonrisa, y que es una pena que estés tan ocupada en ocultarte que no te quede tiempo para sonreír más.
Me gustaría poder decirte que ese cuerpo del que pareces avergonzarte es bello sólo por ser joven. ¡Qué coño! Es bello sólo por estar vivo. Por ser envoltorio y transporte de quien en realidad eres y poder acompañarte en cuanto haces.
Me encantaría decirte que ojalá te vieras con los ojos de una mujer de treinta y pico porque quizás entonces te darías cuenta de lo mucho que mereces ser querida, incluso por ti misma.
Me gustaría poder decirte que la persona que algún día te quiera de verdad no amará a la persona que eres a pesar de tu cuerpo, sino que adorará tu cuerpo: cada curva, cada hoyito, cada línea, cada lunar. Adorará el mapa, único y precioso, que dibuja tu cuerpo y, si no lo hace, si no te ama así, entonces no merece que le ames.
Me gustaría poder decirte que -créeme, créeme, créeme- eres perfecta como eres: sublime en tu imperfección.
Pero, ¿qué te voy a decir yo, si sólo soy la mujer de al lado?
Aunque, ¿sabes qué? Que he venido con mi hija. Es la del bañador rosa, la que juega en el río y se está untando en arena. Hoy sólo le ha preocupado si el agua estaría muy fría.
A ti no te puedo decir nada, querida chica del bañador verde...
Pero todo, TODO, se lo voy a decir a ella.
Y todo, TODO, se lo diré a mi hijo también.
Porque así es como todos merecemos ser queridos.
Y así es como todos deberíamos querer.
¿Que os ha parecido?¿Os ha hecho reflexionar? Seguro que ahora vais mucho mas seguras a la playa o piscina. Un beso!!
No olvides dejar un comentario:
  • No cuesta nada.
  • Eres libre de expresar lo que quieras.
  • No insultes.
  • Me pone muy feliz hasta el punto que me sale una sonrisa.
  • Un blog se alimenta de ellos.
Si quieres contactar conmigo:
Gmail: mrsgirl54@gmail.com
Instagram: ainhoa625
Facebook: ainhoa mart
Twitter: @ainhoa1545

10 comentarios:

  1. ¡Qué bonita ha sido la carta! Me pasa lo mismo, pero justo en el bando contrario; no por ser gordita, sino por ser delgada. Pero estoy aprendiendo a quererme, porque para que alguien lo haga, tengo que hacerlo yo primero ♥

    Un besii

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tambien uno puede tener inseguridad por cualquier cosa
      lo importante es aprender a querernos
      otro para ti

      Eliminar
  2. Hola, Ainhoa.
    Te cuento que hace unos días leí esa carta porque se está volviendo viral.
    Me parece muy buena idea compartir estas cosas porque es necesario que haya más mujeres dispuestas a aceptarse tal y como son.
    Yo no lo niego, me sobran unos kilos pero sinceramente me gusta mi cuerpo. Que sí, podría ser más delgado o podría ser más alta o vete tu a saber. El caso es que esta soy yo y mientras no afecte a mi salud, seguiré siendo así.
    Genial post ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. exacto
      mientras no afecte a tu salud y tu estes comoda que mas da los demas, a quien no le guste que no mire
      un beso

      Eliminar
  3. ¡Woh, que hermosa carta! Yo no me siento cómoda con mi cuerpo, en sí soy muy insegura de mi misma, la verdad puedo leer cosas así pero este sentimiento de que no valgo ni soy "hermosa" nunca me abandona, es algo que es parte de mi. Que triste:( un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo tambien soy super insegura antes aun mas ahora me estoy empezando a querer, todo esta en tu forma de ser contigo misma, pero intento no mostras a los demas que tengo inseguridad por algunos de mis defectos
      espero que pronto consigas tener mas seguridad, seguro que eres hermosa
      un beso

      Eliminar
  4. Me ha encantado la carta. Y toda las verdades que lleva en ella. Y cómo las ha dicho. La verdad es que, parándome a pensar, me pasa como a quién la escribe, una puede ser la chica del bikini verde, la amiga, o la mujer de al lado, y todo en un mismo día. Es increíble lo poco que llegamos a querernos y a valorarnos, yo la primera. La carta enseña muchísimas cosas y a la vez trae la esperanza de que gracias a la viralización de escritos así, cada vez tenemos más conciencia de lo increíblemente increíbles que somos todos y cada uno de nosotros. Un besazo y gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues si cada dia es diferente por eso cada dia podemos sentirnos como la amiga, la mujer de al lado...pero lo mas importante es que nos respetemos nosotros mismos y que poco a poco se vayan dando cuenta que todos somos perfectos tal como somos
      un beso

      Eliminar

Me alegra leer vuestras opiniones siempre que no faltéis el respecto ni a mí a los demás. Recordar que tampoco está permitido hacer SPAM. Ahora si ya os dejó para que dejéis vuestro comentario y yo lo leeré encantada.
Muchas gracias!!